10 Mejores Consejos contra las Pulgas

Es muy complicado que las pulgas afecten a los seres humanos, por lo que deberemos centrarnos en eliminarlas de los cuerpos de nuestras mascotas. Para ello, deberemos seguir una serie de consejos...

1. Bañar a nuestra mascota con jabón antipulgas

Aunque las pulgas no son un indicador de suciedad, llevar a cabo dicho baño será de gran ayuda para proteger a nuestra mascota y, al mismo tiempo, nos ayudará a descubrir las pulgas en nuestro perro de una manera más sencilla.

2. Utilizar polvos de talco

Son un buen remedio antipulgas, pero hay que tener especial cuidado con su elección, pues pueden llegar a causar irritación en la piel del perro.

3. Poner a nuestra mascota un collar antipulgas

Son muy efectivos en perros de más de tres meses y en hembras que no se encuentren en estado de gestación. El collar actúa porque tiene un insecticida que penetra en el exoesqueleto de las pulgas, así como de los ácaros y las garrapatas de tal modo que cuando éstas muerden al huésped se intoxican y mueren. Del mismo modo, pueden ser contraindicados contra nuestra mascota hasta el punto de que también pueden intoxicarlo. De cara a una correcta elección del collar es recomendable acudir al veterinario antes de su utilización.

 

 

4. Dar a nuestra mascota medicamentos antipulgas o tomarlos nosotros mismos

 Los medicamentos antipulgas tienen gran afectividad y sirven para eliminar las infestaciones tanto de pulgas como de garrapatas durante tres meses. Suelen ser medicamentos en gotas o aerosoles. En todo caso, recomendamos consultar con el veterinario antes de aplicárselos a nuestra mascota. Por otra parte, en el caso de los humanos, ya hemos mencionado que las pomadas con hidrocortisona y los antihistamínicos son una buena forma de combatir las desagradables pulgas.

5. Deberemos asegurarnos de que no hay focos de contagio en nuestra casa

Existen numerosos jabones para los muebles que acaban con las pulgas en las tiendas de productos para las mascotas. Si cuidamos estos detalles y convertimos nuestra casa en un lugar hostil para las pulgas será mucho más fácil que ni nuestra mascota ni nosotros mismos nos veamos afectados por sus picaduras.

6. Examinar a fondo y eliminar todo rastro de pulgas en nuestra alfombra

La alfombra, como ya hemos comentado, es un foco muy importante de pulgas. Debemos intentar limpiarla a fondo con especial atención en los casos en los que algún miembro de la familia o mascota haya sido atacado. Para ello, aspira alfombras y sillones a fondo, con especial atención a las costuras, e, incluso, utiliza el vapor si lo crees necesario. Y, si no quieres utilizar productos químicos, aplica una capa de mezcla de sal y ácido bórico por toda la alfombra.

7. Lavar a fondo la ropa de cama de nuestra mascota en nuestra lavadora

Debemos lavar todas las cosas que están cercanas o en contacto con los sitios en las que nuestra mascota suele descansar. Eso incluye tanto ropa de cama como juguetes, sitios en los que se recuesta durante el día, la alfombra del sofá, del baño, las fundas del sofá, etc.

8. Utilizar un regulador de crecimiento de insectos

Los nebulizadores de ambiente no son tan efectivos como los reguladores de crecimiento. Aún así, hay aerosoles que sí que contienen reguladores de crecimiento, pero en todo caso las larvas nunca serán controladas porque no se alcanzarán los pequeños recovecos en los que éstas se desarrollan. Los mejores reguladores, por tanto, están hechos de metopreno o pyriproxyfren, por lo que debemos fijarnos en que contengan estos elementos a la hora de adquirirlos.

9. Cuidar el patio en el que tenemos a nuestra mascota

Si disponemos de patio para alojar a nuestra mascota, tenemos que cuidarlo al máximo para prevenir la aparición de las dichosas pulgas. Hay que tener en cuenta que es muy beneficioso podar setos y plantas y cortar el césped muy corto para exponer las posibles larvas de pulga a la luz solar. Además, una buena medida es controlar los lugares oscuros y húmedos y facilitar que a esos sitios comience a llegar la luz solar por la misma razón. La luz solar es enemiga de las larvas y será muy perjudicial para ellas si conseguimos que les dé directamente.

10. Seguir con el tratamiento y medidas durante un período de tiempo prolongado

Este paso es el más importante de todos. No debemos conformarnos con terminar el tratamiento de nuestra mascota o el nuestro mismo con éxito. Hay que continuar tomando las precauciones oportunas, pues los huevos que hayan sobrevivido incubarán y el ciclo comenzará de nuevo. Por lo tanto, hay que seguir tomando las siguientes precauciones hasta que estemos convencidos de que no hay ni rastro de pulgas en nuestro hogar:

- Aspira completamente: Las pulgas suelen desarrollar resistencia a los insecticidas, por lo que hay que seguir aspirando día a día hasta que estemos seguros de que ya no hay pulgas en la casa.

- Corta el césped a menudo: Mantén, en la medida de lo posible, el césped lo más corto posible para que el sol le siga dando de lleno a las larvas o huevos que aún puedan quedar en alguna zona.

- Lava la ropa de la mascota en agua caliente: Lava con agua caliente y jabón al menos una vez por semana la ropa de cama de la mascota.

comments powered by Disqus